3 PROPIEDADES DEL TÉ DE LECHUGA

El té de lechuga, hecho con las hojas de esta planta, ha ganado popularidad debido a sus propiedades para la salud que vale la pena conocer: 

1. Promueve la relajación: ciertos compuestos naturales presentes en las hojas de lechuga, como la lactucina y la lactucopicrina, tienen propiedades sedantes y calmantes que pueden ayudar a relajar la mente y el cuerpo, facilitando un sueño reparador. También ayuda a calmar el sistema nervioso y a reducir los síntomas de ansiedad.

2. Apoya la digestión saludable: algunos compuestos en la lechuga pueden ayudar a estimular la producción de enzimas digestivas y promover un sistema digestivo saludable. Tómalo después de las comidas para mejorar la digestión y aliviar el malestar estomacal.

3. Proporciona hidratación y antioxidantes: es una alternativa suave y refrescante a las bebidas más azucaradas. Además, contiene antioxidantes como la vitamina C y los carotenoides que protegen al cuerpo contra los radicales libres y contribuyen al bienestar general.

¿Cómo tomarlo?

- Lava bien las hojas de lechuga.

- Hierve el agua en una olla pequeña.

- Agrega las 3 hojas de lechuga al agua hirviendo a fuego lento.

- Deja que las hojas se infusionen durante 5 minutos.

- Retira la olla del fuego y deja reposar durante otros 5 minutos para que los sabores se mezclen. 

- Cuela, sirve y ¡disfruta! 

 

Compártelo