info@magnesol.pe +51 936 098 933 fb in MENU
Whatsapp

CUCHUCHO LA RAÍZ DE LA LONGEVIDAD



 

De nombre aimara y oriundo del Altiplano, esta raíz es desconocida por la gran mayoría en nuestro país; sin embargo, tiene numerosas propiedades y fue conocida en el antiguo Perú. El padre Bernabé Cobo, cronista jesuita español del siglo XVII, escribió que de todas las raíces silvestres comestibles de la sierra alta, “la más preciada del Perú se llama Cuchucho… y los indios afirman que provoca lujuria” (afrodisiaco). Las propiedades y cualidades de esta planta nativa han sido estudiadas desde hace casi veinte años por el investigador de la nutrición prehispánica Santiago Antúnez de Mayolo, quien destaca que el cuchucho es fuente extraordinaria y valiosa para la alimentación, alargando la vida en forma milagrosa de sus consumidores, pero que tristemente no le han dado la importancia que merece.

El almidón de esta raíz es de la más alta calidad. Tiene más proteínas que los cereales y el doble de calcio que la leche. Sus propiedades son similares a las de maca. Tonifica el cerebro y estimula el apetito sexual, alivia el cansancio y la fatiga, asegura el buen crecimiento del organismo y prolonga la vida, lo que convierte a esta planta en una fuente de vitalidad y longevidad. Por el momento, se circunscribe solo a las poblaciones del Altiplano de Puno.

En la tradición de los pueblos andinos, el cuchucho es recolectado, junto con otras plantas medicinales en el mes de abril, en especial en el Viernes Santo. Con la raíz finamente molida se preparan deliciosos ponches, con sabor dulce y agradable parecido al ponche de almendra o al ponche de maní, siendo por ello muy buscada por sus cualidades nutritivas, medicinales y vigorizantes. Se ha generalizado, entre quienes la consumen, la frase aimara: “Cuchucho q´acha saytayiriwa anisiñataki” (el cuchucho sirve para despertar la pasión, y luego hacer el amor).

 

03/11/2021

Califícalo
/ 0
Compártelo
Compártelo