AGRADECE TODO

 

Agradécelo todo. La gratitud es el solvente que diluye la queja. El toque mágico que atrae la abundancia. La decisión de no renegar. La posibilidad de darle paso abierto a la alegría. La mayor prueba de nuestra humildad.

 

Agradécelo todo. Agradece por estar, por ser, por tener, por ganar, por perder, por ir, por venir, por intentar, por errar, por conocer, por sentir. Si agradeces, tu cuenta espiritual ganará intereses. Tus ojos verán nuevos colores. No escucharás ruidos, sino melodías. Tu vida será una gran caricia. Te harás invencible.

 

Agradécelo todo. No te quejes del llanto, celebra que lo escuchas. No lamentes el pasado, agradece el tiempo que has vivido. No reniegues de tu familia, alégrate de no estar solo. El vaso siempre está medio lleno; jamás, medio vacío. No hay cosas que olvidas, hay cosas que recuerdas.

 

Agradécelo todo. No es más que un asunto de enfoque. Tú eliges ver virtudes o defectos. Premiar o castigar. Tienes dos fichas.

 

Trasciende tus miserias… Agradécelo todo.

 

 

LLÉNATE DE GRATITUD…

• Donde quiera que estés, sé el alma de ese lugar.

• Discutir no alimenta.

• Reclamar no resuelve.

• La indignación no auxilia.

• La desesperación no ilumina.

• La tristeza no lleva a nada.

• Las lágrimas no sustituyen al sudor.

• La irritación intoxica.

• La deserción agrava.

• La calumnia atrae siempre lo peor. 

 

Para todos los males solo existe un medicamento de eficiencia comprobada: Continuar en paz, comprendiendo, ayudando, aguardando la participación sabia del tiempo, con la seguridad de que lo que no será bueno para los otros no será bueno para nosotros...

 

Las personas heridas, hieren a los demás.

Las personas curadas, curan a los demás.

Las personas amadas, aman a los demás.

Las personas transformadas, transforman a los demás.

Las personas antipáticas, molestan a los demás.

Las personas amargadas, amargan a los demás.

Las personas santificadas, santifican a los demás.

 

El cómo soy influye directamente en aquellos que están a mi alrededor.

 

Despierta. Cúbrete de Gratitud, llénate de Amor y recomienza…

 

Un día bonito no siempre es un día de sol. Pero con seguridad es un día de Paz.

 

 

Papa Francisco

 

 


04/08/2022

Compártelo