RESPETAR A LA NATURALEZA

 

Omraam Mikhaël Aïvanhov

Maestro de la Fraternidad Blanca Universal

FRANCIA

 

La naturaleza se cierra ante aquél que no la respeta, es decir, ante el que solo se sirve de ella para su propio uso limitado y egoísta. Y ésta es, precisamente, la actitud de los humanos con respecto a la tierra, al agua, al aire, al sol y a los demás planetas. ¿Acaso pensáis que los móviles que impulsan al ser humano hacia la conquista del espacio son desinteresados?

 

Muchos dirán que les da igual que la naturaleza se cierre a ellos. Quizás, pero si persisten en su actitud, la naturaleza no se contentará con cerrarse, responderá. Entonces, se verán obligados a comprender y a corregir su actitud, que es la expresión de una falta de inteligencia, de una falta de amor, de una falta de voluntad… ¡de una falta de todo! Falta de inteligencia porque hubieran debido comprender las leyes de la naturaleza; falta de corazón, porque si amasen a los seres que la pueblan, no los destruirían cruelmente; y falta de voluntad, porque siempre han escogido la solución más fácil.

 

Extraído del libro “Pensamientos cotidianos”

 Autor: Omraam Mikhaël Aïvanhov

Editado por Bien de Salud con la autorización de Editorial Prosveta

ww.prosveta.com

FRANCIA

 

 

10/05/2022

Compártelo