info@magnesol.pe +51 936 098 933 fb in MENU
Whatsapp

ICTERICIA DEL LACTANTE



Bebe con ictericia

 

Conoce todo lo que debes saber sobre la ictericia del lactante:

 

¿QUÉ ES LA ICTERICIA?

La ictericia, en general, es un trastorno transitorio, pero puede ser un signo más serio de otra enfermedad.

 

La coloración por exceso de bilirrubina en sangre va afectando progresivamente a mucosas, tronco y finalmente a las extremidades. 

 

El aumento de bilirrubina conjugada (hidrosoluble) produce coluria (color oscuro), que generalmente precede a la ictericia, cosa que no ocurre si aumenta la bilirrubina no conjugada o indirecta (liposoluble).

 

La diferenciaremos de otros procesos que dan coloración amarillenta en la piel como la carotinemia (por la ingesta de zanahoria, papaya y naranja).

 

Los bebés con altos niveles de bilirrubina o con señales de ictericia en las primeras 24 horas de vida (antes de abandonar el hospital) serán observados cuidadosamente por el médico incluso después de haberse ido a casa.

 

Es importante resaltar que la ictericia en los adultos no es una enfermedad en sí misma, sino un signo de alarma. La elevación de la bilirrubina habitualmente se debe a una falla en la excreción, ya sea porque el hígado tiene un problema (por ejemplo, hepatitis aguda) o por una obstrucción de la vía biliar. La ictericia por excesiva producción de bilirrubina, como en las anemias hemolíticas, es menos frecuente.

 

 

CAUSAS

  • Ictericia fisiológica. Nivel máximo de bilirrubina equivalente a 15 o menos. Se cree que es el resultado del incremento del nivel de bilirrubina que ocurre después de la desintegración de los glóbulos rojos fetales. El organismo del bebé no logra  eliminar la bilirrubina en los primeros días de vida, y la acumulación de esta sustancia es lo que provoca el color amarillento en la piel.
  • Ictericia por hemólisis. Puede presentarse como resultado de la destrucción de los glóbulos rojos debido a una enfermedad hemolítica del recién nacido, una excesiva cantidad de glóbulos rojos o sangrado.
  • Disfunción hepática. Puede ocurrir debido a una infección u otra condición que no permita que el hígado funcione correctamente. Usualmente ocurre antes de que el bebé abandone el hospital.
  • Ictericia por falta de leche materna. Se presenta en aproximadamente el 13% de los bebés lactantes cuando no ingieren suficiente leche materna, lo que provoca deshidratación e ingesta insuficiente de calorías.
  • Ictericia por leche materna. Se da aproximadamente en el 2% de los bebés. Puede causarla una sustancia en la leche materna que bloquea la eliminación de la bilirrubina. Dejar de amamantar por un par de días permite que la bilirrubina se reduzca, y después es seguro reanudar la lactancia, pero eso se debe consultar con un médico pediatra.

 

PREVENCIÓN

  • No se conoce cómo prevenir la ictericia en los recién nacidos.  En los bebés que son alimentados con fórmula, usualmente desaparece en dos semanas. En lactantes desaparece por lo general en dos o tres semanas.
  • La detección y el tratamiento precoz son factores importantes para evitar que los niveles de bilirrubina alcancen valores peligrosos. Si el color de su bebé se torna cada vez más amarillento, llame de inmediato al médico de su bebé.

 

CUIDADOS

  • El pediatra puede sugerir el incremento del número de alimentos para aumentar el número de excreciones, importantes para eliminar la bilirrubina, así como que alimente a su bebé con fórmula un par de días para incrementar la cantidad de líquidos ingeridos. Debería sacarse la leche para que esté disponible para el bebé después del tratamiento.
  • En algunos casos, el tratamiento de la ictericia por leche materna requiere que se interrumpa la lactancia durante uno o dos días. Utilizar, en su lugar, leche de fórmula para bebés, generalmente ayuda a disminuir los niveles de bilirrubina.  Una vez transcurrido este período, puede retomarse la lactancia.

 

IMPORTANTE

Si su bebé se encuentra dentro de estos factores de riesgo, dígaselo a su médico:

  • Prematuros nacidos antes de la semana 36 de la gestación.
  • Bebés cuyo hermano o hermana fue tratado por ictericia.
  • Si su bebé tiene un tipo sanguíneo diferente al suyo, resultado en hemólisis.
  • Bebés que no son bien alimentados ya sea con mamadera o con el pecho.
  • Bebés con moretones grandes o que padezcan una afección denominada cefalohematoma (sangrado debajo del cuero cabelludo asociado a la labor de parto y al alumbramiento). Se destruyen muchos glóbulos rojos al sanarse los moretones grandes y se transporta más bilirrubina de lo habitual en la sangre.

 

 

Recuerden seguir nuestras publicaciones sobre salud y bienestar integral a través de nuestras redes sociales @biendesalud@perezalbela, y nuestra página web www.magnesol.pe. 

 

11/11/2021

Califícalo
/ 0
Compártelo
Compártelo