info@magnesol.pe +51 936 098 933 fb in MENU
Whatsapp

CONSEJOS PARA QUE EL EJERCICIO SE VUELVA UN HÁBITO SALUDABLE EN TU VIDA



consejos-para-que-el-ejercicio-se-vuelva-un-habito

 

Las personas que se ejercitan regularmente no necesariamente cuentan con más tiempo que las demás, pero sí se aseguran de separar un tiempo en su agenda porque saben que mejora el desempeño y aumenta la calidad de su vida diaria.

 

Mientras que una alimentación saludable es la causa del 80 por ciento de los beneficios que se obtienen de un estilo de vida saludable, el ejercicio es el motor que permite maximizarlos.

Simplemente no hay buena salud sin movimiento físico regular, que incluya tanto el movimiento sin ejercicio que haces durante el día, como un régimen deportivo más vigoroso.

Quienes logran mantener la buena salud hasta una edad avanzada generalmente tienen algo en común: la alimentación saludable y el ejercicio regular son parte de su estilo de vida diaria.

Sin embargo, crear nuevos hábitos puede convertirse en un reto, especialmente cuando se intenta asegurar una nueva actividad en una agenda que ya está llena.

 

Consejos para formar el hábito de hacer ejercicios:

  1. Enfócate en el presente: preguntarse a uno mismo “¿qué puedo hacer ahora?” es otra forma de liberarse de las limitaciones de tiempo. Quizá no tengas espacio para separar 30 minutos de tu agenda, pero sí lo encuentres para una caminata rápida durante la hora del refrigerio o para hacer unas cuantas sentadillas junto a tu escritorio.
  2. Haz aquello que disfrutas: como era de esperarse, las investigaciones muestran que gozar es uno de los indicadores más fuertes para que la persona continúe haciendo ejercicios a largo plazo. Nuestro cerebro está programado para responder a la gratificación inmediata y hacer lo que nos hace sentir bien. Esta es una de las razones por las que muchas personas abandonan los entrenamientos, ya que los sienten como una obligación.
  3. Toma el control de tu salud y actividad física: pensar que “debes” no te ayudará mucho. Por el contrario, estos sentimientos generalmente crean una sensación de culpa y son contraproducentes, incluso cuando los imponemos a nosotros mismos. Identifica qué esperabas obtener al hacer ejercicio. Centrarte en las recompensas inmediatas, como sentirte revitalizado y con la mente despejada, es una motivación más poderosa que “prevenir enfermedades cardiacas futuras” o “perder 10 kilos”.
  4. Realiza un cambio a la vez: intentar cambiar varios aspectos de tu estilo de vida al mismo tiempo, generalmente es la receta del fracaso. Para la mayoría de las personas, cambiar su alimentación, iniciar un nuevo régimen de ejercicios y aprender a meditar, todo al mismo tiempo, puede resultar demasiado. Incorpora los nuevos hábitos de a uno para asegurarte de ser capaz de sostenerlos en el tiempo.
  5. Haz que sea divertido: lo más importante es divertirte mientras te ejercitas. Ese es el secreto de una motivación duradera. Haz el ejercicio físico que más te agrade, cuando quieras hacerlo y durante la cantidad de tiempo que te permitan las demás actividades. Esa es la mejor manera de no fallar.

 

21/10/2021

Califícalo
/ 0
Compártelo
Compártelo