COMIDAS QUE CAUSAN MAL OLOR CORPORAL

 

La famosa frase del filósofo y antropólogo alemán Ludwig Feuerbach, que dice “somos aquello que comemos”, no está nada lejos de la realidad, pues ciertamente, todo aquello que comemos, se verá reflejado en nuestro cuerpo, en nuestra mente y nuestras emociones.

 

Una correcta alimentación, nutrirá correctamente al cerebro, lo que permitirá que nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestras emociones trabajen de una manera óptima. Por ello, no cabe duda de que una buena alimentación, es sinónimo de una buena salud.

 

Pero a esa popular frase de Feuerbach podríamos añadir, que también “olemos a aquello que comemos”. Es poco común pensar que los olores que nuestro cuerpo expide, tienen alguna relación con lo que comemos, pues es normal pensar que el sudor, la falta de aseo, o alguna enfermedad, son los causantes de los olores desagradables que expedimos; pero es importante saber, que aparte de los fuertes olores por dichas causas, existen otros olores corporales que también emitimos gracias a los alimentos que ingerimos.

 

Por ello, presentamos a continuación una lista de algunos alimentos que harán que el cuerpo expida ciertos olores particulares; por lo que es importante conocerlos e identificarlos, para no confundirlos con otras causas, y así poder reconocer y descartar si se trata de algún alimento, de falta de aseo, o de algún mal mayor como una enfermedad que nos está enviando una alerta.

 

Alimentos que hacen expedir olor corporal

 

- Espárragos: los espárragos contienen “mercaptano, un compuesto de azufre que se metaboliza y se filtra fuera del cuerpo a través de los riñones”, produciendo un olor desagradable a través de la orina.

 

- Chicles: masticar chicles excesivamente, nos hace tragar aire, que posteriormente producirá hinchazón y gases desagradables.

- Verduras crucíferas: Las verduras crucíferas como el repollo, el brócoli, la coliflor y la col rizada, son “ricas en compuestos sulfúricos”, lo que puede ocasionar mal aliento, sudor y olor corporal desagradables; sin embargo, dado que se trata de varios de los alimentos más saludables existentes, nunca deben dejar de consumirse.

 

- Café: ingerir café no solo nos deja un aliento característico, sino que nos hace sudar en mayor medida, producto de una respuesta del sistema nervioso simpático al estímulo producido por la cafeína, que activa las glándulas sudoríparas.

 

- Ajo: el ajo contiene una sustancia sulfúrica difícil de digerir llamada alicina, que puede filtrarse por las glándulas sudoríparas, expidiendo un fuerte olor desagradable, aunado al mal aliento que de por sí, produce este alimento cuando es consumido.

 

- Cebollas, Chayotes, Puerros y Cebolletas: al igual que el ajo, tienen un efecto similar en el cuerpo, aunque más atenuado.

 

- Remolacha: contiene “metilo”, un compuesto “que nuestro cuerpo digiere en trimetilamina”, lo que puede ocasionar que se expida un olor corporal parecido al pescado.

 

- Alcohol: puesto que son los riñones los que trabajan para deshacerse de él en el cuerpo, éste puede filtrarse a través de las glándulas sudoríparas, por lo que es posible que nuestro cuerpo huela a alcohol cuando lo ingerimos.

 

- Especias: algunas especias como el curry y el comino pueden alterar el olor natural del cuerpo incluso durante días, pues a medida que son digeridas, alcanzan los poros y las glándulas sudoríparas.

 

- Pescado: muchas personas que consumen pescado tienen un trastorno metabólico llamado trimetilaminuria, en donde el cuerpo no puede metabolizar la trimetilamina, el cual es un compuesto orgánico que se produce de la descomposición de animales y plantas; siendo por tanto, la principal causa del fuerte olor a pescado, que puede expedirse a través de la orina, el sudor y el aliento.

 

- Carnes: son más pesadas y difíciles de digerir, y tienden a descomponerse rápidamente, por lo que se expedirán olores desagradables a través de los poros. Vemos así, una razón más para eliminar de la dieta este tipo de comidas.


Sin embargo, existen otros alimentos que por el contrario, nos ayudan a contrarrestar al menos el mal aliento que los alimentos que ingerimos nos pueden producir, como lo es el yogurt natural, las hierbas frescas como el perejil, menta, romero y albahaca, el cardamomo, el jengibre, el aceite de canela, las semillas de hinojo, la manzana, y el té verde, entre otros; los cuales tienen la característica de ser desodorizantes naturales. Por ello, cuando percibes mal olor en la boca, tras haber consumido algún alimento que los produce, puedes consumir estos alimentos para contrarrestar ese notable olor bucal.

 

¡Esperamos que esta información te haya sido útil!

 

Recuerda seguir nuestras publicaciones de salud y bienestar a través de nuestras redes sociales @biendesalud, @perezalbela, y nuestra página web www.magnesol.pe.

 

 

Fuentes de información:

todo-mail.com

puntocritico.com

 

 

11/05/2022

Compártelo