info@magnesol.pe +51 936 098 933 fb in MENU
Whatsapp
IMPACTO DE LA PANDEMIA DE COVID-19 EN LA SALUD MENTAL

 

Una nueva investigación encontró que  las búsquedas de Google de "preocupación", "ansiedad" y “técnicas terapéuticas para manejar la preocupación y la ansiedad”, han aumentado durante la pandemia. 

La investigación, que aparece como comentario en la revista Psychological Trauma: Theory, Research, Practice, and Policy, destaca la carga que la pandemia de COVID-19 ha puesto no solo en la salud física de las personas sino también en su salud mental. 

COVID-19 ha tenido un efecto profundo en las personas. El mundo se está acercando al millón de muertes registradas por la enfermedad; y algunos de los que se recuperaron de los efectos iniciales del virus continúan sufriendo síntomas a largo plazo que aún no se han entendido por completo. 

Una vez que los efectos colaterales de la enfermedad influyen, por ejemplo, las unidades de cuidados intensivos abrumadas prolongando los tiempos de tratamiento para las personas con otras enfermedades graves, queda claro que la pandemia ha tenido un efecto devastador en la salud de las personas en todo el mundo. 

Sin embargo, además de la salud física de las personas, también está quedando claro que la pandemia está afectando significativamente su salud mental. 

Al principio de la pandemia, hubo informes anecdóticos de que la salud mental de las personas estaba empeorando, incluidas aquellas con problemas de salud mental preexistentes y aquellas cuya salud mental era normalmente buena. Con el paso del tiempo, más investigaciones han comenzado a corroborar estos informes.

 

“Con el tiempo, deberíamos comenzar a ver un mayor deterioro en la salud mental de la sociedad. Esto probablemente incluirá más depresión, trastorno de estrés postraumático, violencia comunitaria, suicidio y duelo complejo. Por cada persona que muere de COVID, aproximadamente nueve familiares cercanos se ven afectados, y la gente llevará ese dolor por mucho tiempo”. - Dr. Michael Hoerger.

 

Por todo lo dicho, esta crisis es también una gran oportunidad para practicar terapias que nos brinden paz mental, tranquilidad, sosiego, bienestar mental y relajación, como por ejemplo el yoga, la meditación, el psicoanálisis, la introspección, entre otras. Si todo esto no ayuda, es necesario contactar con un psicólogo (si no se puede hacer la consulta presencial, tenemos la opción de hacerlo en línea) para que nos ofrezca un apoyo.

Si desean saber más sobre este tema pueden entrar al estudio original en el siguiente enlace:

https://mail.google.com/mail/u/0?ui=2&ik=0d8b62abc5&attid=0.1&permmsgid=msg-f:1679134237502061007&th=174d7bb14c81b9cf&view=att&disp=inline

15/09/2021

Califícalo
/ 0
Compártelo
Compártelo