CUIDADO CON LOS LADRONES DE ENERGÍA

 

La forma en que avanzamos en nuestro día a día está directamente relacionada al uso y manejo de nuestra energía. Por esta razón, debemos esforzarnos siempre por mantener la armonía, por manejar nuestras emociones y por utilizar todas las herramientas que tenemos a mano, llámese sesiones de terapia, uso de cristales y piedras, contacto con la naturaleza y meditación, etc.

Algo que debemos tener siempre presente es protegernos de los llamados ladrones de energía. A continuación, les explico un poco sobre los ladrones de energía más comunes:

Personas con comportamientos tóxicos

Los ladrones de energía por excelencia son los que únicamente se acercan a ti para compartir emociones y pensamientos negativos (miedos, rencores, calumnias, envidia, tragedias, y prejuicios).


Esto no quiere decir que no apoyes a tus amigos o familiares en un momento de dificultad, pero hay una diferencia entre algo temporal y un patrón de conducta.

Generalmente, puedes identificar a esas personas tóxicas porque al terminar de hablar con ellas te sientes agotado y sin fuerzas.
Marca distancia con estos individuos, y acércate a aquellos que aporten ideas positivas y motivación a tu vida. Puedes sostener el espacio energético de una persona, escuchando sin participar en el espiral de negatividad.


Si has notado estos patrones en ti, es momento de analizar tus prioridades, romper viejos programas y replantear tus objetivos, con mejor disposición.

 

Desorden

Nada absorbe más energía que un lugar desordenado, o lleno de objetos acumulados que ya no utilizas. Organiza tus espacios,  regala aquello que no uses y que se encuentre en buenas condiciones. Sincérate contigo mismo y deshazte de trastos viejos que sabes que no volverás a emplear. Recuerda que lo que está afuera, es un reflejo del interior.


Rencor
Este es uno de los más terribles ladrones de energía.  El rencor drena el alma y absorbe tu energía, además de hacerte desperdiciar tiempo y esfuerzo en pensamientos inútiles, y generalmente cargados de gran negatividad.

Por el contrario, practicar el perdón te recarga, conectando con la Fuente Divina de Amor y Compasión. El perdón es una decisión liberadora y un camino que te pertenece; nadie puede elegirlo por ti.


Esto quiere decir que no permitas la entrada a personas que te hicieron daño, y que sabes que tienen la intención de continuar haciéndolo. 

Rompe el ciclo y el poder que tienen sobre ti, reconociendo el aprendizaje que te brindó la experiencia y perdonando, por tu propio bienestar.


No adaptarse a los cambios

Cuando no aprendes a fluir con las altas y bajas de tu vida, asumes una posición de resistencia. Ten presente que los cambios continuarán suscitándose, y mientras más te aferres, más energía necesitarás para no moverte.


Haz uso de tu creatividad, y sé flexible. Esto también aplica para aquellas tareas que te desagradan, pero que tienes el deber de hacer. En esos casos es preferible no comprometerse o delegar la función.
En caso de que sea ineludible, asúmelo con tu mejor estado de ánimo; tienes la habilidad para superarlo y aprender algo nuevo en el camino.


Deudas pendientes

Las finanzas son un tema de preocupación constante, y por lo tanto uno de los ladrones de energía más difíciles de eludir. Sé responsable con tus recursos y paga tus deudas a tiempo; eso te brindará la tranquilidad que necesitas.

 

 

 

 

Si desean orientación sobre las diversas terapias sanadoras que les puedo ofrecer, les dejo los siguientes datos:

 

Facebook: Milagros Vinces – Terapeuta Holística

 

Instagram: milagrosvinces_terapeuta

 

Únete a mi Canal en Telegram: t.me/milagrosvinces

 

Teléfono:  51 959 190 069

 

01/09/2021

Compártelo