MERAKI, UN CEPILLO DE DIENTES BIODEGRADABLE

 

El daño medioambiental que le hemos causado al planeta en las últimas décadas exige cambios urgentes de nuestros hábitos y conductas sobre la producción, consumo y desperdicio que generamos constantemente, para poder contrarrestar los efectos negativos de nuestras acciones.

 

Hay una enorme gama de cambios que podemos realizar, y cada uno de ellos pasa por concientizar cuáles son las cosas que estamos adquiriendo, así como la forma en que estamos desechando aquello que adquirimos y utilizamos.

 

Concretamente, existen productos que usamos diariamente, sin razonar la contaminación que producen, como por ejemplo los productos de aseo y limpieza; y entre ellos se encuentran los cepillos de dientes. 

 

Los dentistas nos han indicado que lo correcto es cambiar nuestros cepillos dentales cada 3 meses, lo que suma un número de 4 cepillos dentales desechados al año; y en un promedio de una vida de un ser humano, puede representar más de 300 cepillos de dientes de plástico por persona, contaminando el medioambiente por más de 500 años, antes de biodegradarse. A este respecto, las estadísticas sugieren que más de 4.7 billones de cepillos de dientes de plástico son desechados cada año a nivel mundial, sumándose a la contaminación sin precedentes que sufre el medioambiente por causa de plásticos.

 

Meraki Sustentable, una empresa uruguaya comprometida en dejar una huella positiva en el mundo, ha creado unos cepillos dentales biodegradables, hechos 97% de bambú, uno de los materiales más sustentables que existen, por ser una de las plantas de más rápido crecimiento; y el 3% restante, hechos de cerdas de nylon  reciclables.

 

Este innovador cepillo dental eco amigable, cumple con la misma función que los cepillos tradicionales de plástico, pero sin generar residuos tóxicos, ya que tardan 180 días en biodegradarse, y sus cerdas pueden desprenderse fácilmente para su posterior reciclado.

 

Vemos así, que realizar cambios en nuestros hábitos que puedan ser trascendentales para el medioambiente y crear un impacto positivo, a veces puede ser tan fácil como cambiar el material de los objetos que adquirimos; y en este caso, tan fácil como cambiar el cepillo dental.

 

Sin duda alguna, un emprendimiento digno de aplausos que vale la pena ser replicado en todos los objetos de uso común a los que estamos acostumbrados.

 

 

¡Esperamos que esta información te haya sido útil!

Recuerda seguir nuestras publicaciones de salud y bienestar a través de nuestras redes sociales @biendesalud, @perezalbela, y nuestra página web www.magnesol.pe.

 

 

Fuentes de información:

merakisustentable.com/uy

 

13/05/2022

Compártelo