info@magnesol.pe +51 936 098 933 fb in MENU
Whatsapp

CÓMO INFLUYE EL SOBREPESO EN LA CALIDAD DEL SUEÑO



El sistema endocrino es el que produce hormonas como la melatonina, la oxitocina y el cortisol, que tienen una función muy importante para dormir. ¿Cuál es el impacto que tiene el cortisol en el sobrepeso? Después de consumir una comida, las personas obesas o con sobrepeso segregan niveles de cortisol de hasta 55%. Las personas con un peso saludable solo tienen un incremento del 5% de cortisol después de consumir una comida. Tener altos niveles de cortisol está asociado con niveles altos de glucosa en la sangre, baja sensibilidad a la insulina y niveles altos de inflamación general.

El cortisol es una hormona que no permite conciliar el sueño, se produce para mantenernos despiertos y es conocida como la hormona del estrés. Tener niveles altos de cortisol en su cuerpo definitivamente causará daño. De ahí la importancia de mantener un peso saludable.

Esta puede ser una de las razones por las que personas con sobrepeso u obesidad tienen problemas para dormir y afrontan un círculo vicioso de comer para compensar la falta de sueño. Si usted presta atención a eliminar esos kilos demás, con un buen programa de nutrición, ejercicio y sueño, definitivamente su vida cambiará totalmente, eliminará la fatiga, el cansancio, la apnea, el insomnio y, en general, la falta de energía.

Hablemos un poco sobre los tratamientos para bajar de peso que están tan de moda. Si usted va a comenzar a contar calorías cuando come, como se hace con las famosas dietas, lo que va a lograr es disminuir su masa muscular y eso no es muy bueno para su salud en general. Los músculos pueden convertirse en una máquina de eliminar la grasa del cuerpo y si usted los deprime o los debilita, logrará el efecto contrario a largo plazo, es decir, tener siempre sobrepeso. Lo que hay que hacer es eliminar la grasa almacenada y no el músculo y esto solo se consigue con un balance saludable de hormonas.

Tendrá que invitar a su cuerpo a que -por energía- segregue hormonas que usan grasa estancada en su cuerpo interiormente; así de simple. ¿Cómo podemos hacer que esto suceda? Lo primero que tiene que identificar es si usted está acumulando grasa o si la está quemando. Si está activando hormonas que almacenan grasa todo el tiempo, entonces lo que tiene que hacer es cambiar de juego. La hormona que guarda grasa es la insulina, hormona a la que solo se asocia con la diabetes; sin embargo, es una de las hormonas más importantes para su sobrevivencia y también lo puede volver muy gordo si no sabe cómo apagarla.

Lo más importante que debemos saber es que lo que hace reaccionar a la insulina son los carbohidratos: todos los almidones como el pan, pastas, papas, productos de pastelería con azúcares refinados y bebidas azucaradas. Tan pronto usted consume estos productos, su insulina comienza a dominar la escena y se produce en grandes cantidades. Cambie su alimentación a una que tenga proteína, grasas buenas y bajas en carbohidratos o que solo sean integrales. Las dietas en general tratan de eliminar los carbohidratos, pero realmente de lo que se trata es de tener una mejor dieta que incluya los tres macronutrientes. Cuando se trata de carbohidratos, que sean enteros y no refinados. Las grasas son muy importantes, pero solo si son grasas buenas y no saturadas.

Los nutrientes que consumimos, principalmente las grasas, van a determinar las funciones de nuestro cerebro, del sistema nervioso y del sistema endocrino. Nuestro cuerpo necesita de grasas de buena calidad porque su estructura es de grasas. El cerebro tiene grasa, las membranas de los nervios tienen grasas, las proteínas, los carbohidratos (que nos brindan energía) necesitan de grasas saludables para realizar sus funciones en nuestro organismo.  Y para hablar de bajar de peso, si usted come grasas buenas, hará que su páncreas produzca glucagón en lugar de insulina. El desencadenante del glucagón es que eliminará las grasas acumuladas del cuerpo convirtiéndola en energía, y es aquí cuando se pierde peso saludablemente.

Tan importante es hablar de macronutrientes como de micronutrientes, porque una deficiencia de vitaminas, minerales, enzimas o fitonutrientes puede desencadenar un estado de vulnerabilidad que nos haga proclives a contraer una enfermedad. Por ejemplo, el magnesio es un mineral esencial para un buen funcionamiento hormonal y la deficiencia de este puede llevarnos a sobrealimentarnos. Entonces, llegamos a la conclusión de que tener sobrepeso u obesidad nos lleva a desórdenes del sueño, lo que -a su vez- es un eslabón en un círculo vicioso que es preciso detectar y empezar a desactivar con conocimiento y buena información.

Ahora, veamos la otra cara de la moneda: tener desórdenes del sueño propicia la obesidad. Un estudio de la Universidad de Stanford mostró que cuando las personas se privan de dormir, disminuyen radicalmente los niveles de leptina en sus sistemas. La leptina es la hormona de la saciedad, que regula nuestro apetito.  Cuando está mental o físicamente cansado, su cerebro le pide calorías extras para seguir funcionando y mantener su nivel basal. Su cerebro sabe que estas calorías se asimilan más rápido y se encuentran en las comidas clasificadas como chatarra, como las papitas fritas, pan, galletas, helados, etc. Varios estudios prueban que cuando hay falta de sueño, el cerebro funciona más a un nivel primitivo. En imágenes de escáner se comprueba que la actividad se concentra en la amígdala, un área asociada con la motivación a comer. La amígdala es la parte del cerebro que se activa en situaciones de sobrevivencia, es emocional; por eso, cuando usted está cansado y con hambre, tomará las decisiones menos saludables sobre lo que quiere comer.

Algunos estudiosos llaman a la privación del sueño la ruta de la realeza a la obesidad, debido a que la privación del sueño conduce a la obesidad segura porque disminuye la sensibilidad a la insulina, interrumpe los ciclos hormonales y altera las funciones cerebrales. Conociendo todo esto, realmente no existen excusas para no darle a su cuerpo el sueño que necesita y, finalmente, perder esos kilos de más que le hacen daño a su salud.

 

15/03/2021

 

Califícalo
/ 0
Compártelo
Compártelo