info@magnesol.pe +51 936 098 933 fb in MENU
Whatsapp
EFECTOS DEL ESTRÉS EN EL CUERPO

 

¿Cómo funciona el cuerpo bajo los efectos del estrés? Esta es una pregunta muy frecuente que me han hecho muchos pacientes. 

 

En el momento en que se percibe el peligro, el instinto del miedo recibe un mensaje e inmediatamente oprime el botón del pánico; y como un relámpago se movilizan todas las reservas del organismo: la respiración se acelera y se hace más profunda, y por esta acción, los pulmones aumentan su actividad y aportan más oxígeno a la sangre. Aquí empiezan los cambios que afectan a muchos órganos al mismo tiempo, y esto ocurre en segundos, o inclusive en fracciones de segundo; sin embargo, esta respuesta es la que nos permite sobrevivir ante cualquier amenaza que se nos presente.

 

Por su parte el hígado, que tiene entre sus funciones el servir como depósito del azúcar de la sangre, en el momento que percibe el peligro, libera esos depósitos en grandes cantidades hacia el torrente sanguíneo para brindarle al cuerpo energía extra.

 

Las glándulas suprarrenales también aumentan su producción vertiendo sus secreciones para estimular el músculo cardíaco, el cual, a su vez, reacciona aumentando la velocidad de bombeo.

 

Como podemos apreciar, todos estos cambios generan que el organismo empiece a funcionar de un modo muy distinto a lo normal: la circulación cambia de una manera significativa y se producen hormonas como el cortisol, adrenalina y noradrenalina, que hacen que la circulación cambie su estado normal, lo cual altera el funcionamiento de los órganos. Por su parte, el hígado produce demasiada glucosa en el torrente sanguíneo para que llegue a los músculos en el caso que tengamos que correr ante el inminente peligro; pero como estos músculos se contraen, también pueden generar dolor, como por ejemplo, dolor cervical, el cual es el que más se observa en pacientes que tienen cuadros de estrés excesivo. Cuando la circulación se altera, la distribución de la energía en el cuerpo se desequilibra. 

 

Otro aspecto que se presenta es cuando el hígado libera grandes cantidades de glucosa, haciendo que ésta se eleve en la sangre y pueda manifestarse en diabetes. Si no llevamos una buena alimentación y no manejamos bien este estrés, tendrá consecuencias en nuestro metabolismo.

 

Además, estas alteraciones pueden generar un daño en la circulación del aparato digestivo, por lo que puede dañar las células y su correcto funcionamiento, así como hacer que la mucosidad que se produce en el estómago sea menor o que la acidez del estómago sea mayor de lo normal, todo lo cual crea enfermedades como gastritis, úlceras gástricas o duodenales, y en algunos casos, incluso reflujo gastroesofágico, porque los órganos ya no están funcionando de la manera correcta, debido a todas las alteraciones que se han producido por el exceso de estrés.

 

Algunas arterias se contraen disminuyendo el suplemento de sangre en ciertas zonas, lo cual permite que se cuente con más sangre que necesitan los músculos para pelear o huir; y todo esto pasa en una fracción de segundo.

 

Si una persona vive muy tensa porque está bajo mucho estrés, su corazón trabajará más y como consecuencia puede generarse una presión elevada excesiva que lo hará sentir síntomas, como mareos y dolor en el pecho; síntomas que finalmente lo pueden llevar a acudir a un centro de salud, hospital o clínica, etc., porque está exigiendo demasiado trabajo al corazón, a pesar de que quizás no sea necesario; ya que el estrés es útil para salvarnos de algún peligro real o situación que ponga en riesgo nuestra vida, pero nos puede causar mucho daño si vivimos en un estado de estrés crónico debido a los problemas cotidianos de la vida.

 

Por todo esto, es muy importante estar informados para tomar las acciones necesarias como son las técnicas de relajación, realizar actividad física o cualquier otra actividad que nos ayude a un mejor manejo del nivel de estrés.

 

El ser humano, a diferencia de los otros animales, tiene algo más que instinto, y es el intelecto superior así como una imaginación brillante y creativa; pero desafortunadamente, esta imaginación puede crear peligros irreales y desencadenar tensiones y miedos innecesarios. En general, para solucionar los problemas de la vida diaria no es necesario pelear ni correr, así que debería tranquilizarse. Si esta situación de tensión mental (basada en el temor generado dentro de uno mismo) se mantiene durante el tiempo de descanso, puede tener resultados muy desfavorables: puede destruir el reposo, interrumpir los procesos normales de regeneración de organismo, y aún peor, puede desencadenar la pesadilla de las enfermedades psicosomáticas, lo que significa enfermedades inducidas en el cuerpo por la mente.   

 

Tener un estrés excesivo y no saberlo manejar, ocasiona que el sistema digestivo no funcione de manera adecuada, debido a que la circulación ya no se enfoca en dirigirse a los órganos digestivos (estómago, intestinos, etc.) en donde necesitamos que haya más flujo de sangre, lo cual ocurre sobre todo al momento de digerir los alimentos. Entonces, esa sangre se va a concentrar hacia los músculos, ya que, en el momento del estrés, el cuerpo interpreta que debemos reaccionar ya sea peleando o huyendo del peligro.

 

El estrés también genera insomnio, depresión del sistema inmunitario (importante tenerlo en cuenta en el contexto actual de la pandemia), ya que los recursos que deben dirigirse al sistema inmunitario se dirigen hacia los músculos, como ya lo hemos explicado, y hacia otras zonas del cuerpo que en realidad no lo necesitan, y se crean como consecuencia, síntomas y signos que indican un mal funcionamiento del cuerpo o sus órganos.

 

Si despertamos temores, angustias, miedos y estrés de manera innecesaria en nuestras vidas, toda la salud puede trastornarse seriamente; pero si a este instinto se le permite descansar cuando no hay peligro real, el organismo puede funcionar normalmente. Después de todo, todos los problemas, reales o imaginarios, se pueden resolver y muchas situaciones que en un principio pensábamos que nos amenazaban, resulta que solo existían en la imaginación.

 

Espero que les haya servido esta explicación de cómo el estrés que no se maneja adecuadamente puede afectar no solo a muchos órganos sino también a diferentes sistemas de nuestro cuerpo; por lo que se hace muy necesario reconocer la importancia que tiene el tema del estrés, la angustia y el miedo en nuestra salud, así como reconocer la necesidad de aprender a controlarlos y canalizarlos de la mejor manera, para que nuestro organismo funcione adecuadamente.

 

Nota editorial: Puedes ver el video de este tema realizado por el Dr. William Flores en el siguiente enlace:

 

https://www.youtube.com/watch?v=iojzZgWPTJQ

 

NOTA:  El texto en letras azules ha sido tomado de un video sobre el estrés elaborado por Disney.

 

 

Correo: drwilliamflores@outlook.com

Facebook: https://www.facebook.com/drwilliamflores/

YouTube: https://www.youtube.com/c/drwilliamflores/

Instagram: https://www.instagram.com/drwilliamflores/

Twitter: https://twitter.com/drwilliamflores/

Página Web: https://drwilliamflores.com/

 

02/09/2021

 

Califícalo
/ 0
Compártelo
Compártelo